martes, 12 de enero de 2016

Una ciudad con mucha historia.



2. Hola chicos, hoy queremos dedicar este nuestro segundo post, a una ciudad preciosa que hemos visitado recientemente.

Somos muy indecisos, y cada vez que podemos ir a algún lugar nos cuesta muchísimo decidirnos, buscamos en todas las webs, leemos muchísima información, y al final, muy al final nos decidimos.

Hacemos un viaje europeo al año, y del que os voy a hablar hoy es de nuestro viajecito a Berlín, este pasado Diciembre 2015.




Teníamos dudas porque barajábamos varias opciones nos gustaba la idea de ir a Londres y también la de visitar Ámsterdam, realmente lo que más nos ayudó a decidirnos fueron los precios, ya que Londres era mucho más caro, y volar desde España a Ámsterdam también, Berlín tiene prácticamente los mismos precios que España.


Decidimos viajar el puente de Diciembre, pero como ya sabéis los hoteles, vuelos etc , se aprovechan muchísimo de las fiestas y suben los precios, así que pudimos coger un día de vacaciones en nuestros trabajos y salimos un día mas tarde y volvimos cuando ya había terminado el puente, esa pequeña diferencia de día no os podéis imaginar cuanto subía y bajaba el precio de todo.



La imagen que teníamos de Berlín, era buena, aunque cuando decíamos que nos íbamos todo el mundo nos decía, que íbamos a una ciudad triste por el clima que los alemanes eran muy ‘’secos’’ etc. ¿y sabéis que? Que la mayoría de la gente no había estado allí, y si es verdad que el clima es muy apagado, pero tiene también su encanto.


Al viajar en diciembre pensábamos que nos íbamos a congelar, nos llevamos ropa como si fuéramos a viajar al polo norte. Polares chaquetas calcetines y pantalones térmicos, y al final nada de nada, hace frio pero no tan exagerado como nos lo pintaron, de todas formas también tenemos que decir que pillamos unos días magníficos, que tampoco son normales allí.





Lo que más nos costó adaptarnos es que allí a las 15:30 ya es de noche, pero bueno al final nos adaptamos.

Elegimos un hotel muy coqueto y pequeñito que no estaba en el centro pero que por el pasaban todas las líneas importantes de metro que nos comunicaban con todos los lugares, de forma rápida y para nada difícil.

El idioma es un poco imposible, pero eso sí, todo el mundo sabe hablar el ingles, y si no hacen por comprenderte, nosotros no es que seamos unos expertos en idiomas pero el ingles lo medio sabemos llevar, así que no tuvimos ningún tipo de problema.





Si vas a Berlín muy pocos días, como fuimos nosotros, la única forma de poder ver lo más bonito y significativo de la ciudad es con un tour en español, hay de mil formas, puedes visitar distintas zonas de la ciudad, estos salen de varios de los sitios más emblemáticos de Berlín, el que cogimos nosotros sale de la puerta de Brandenburgo, lo reservamos por internet unos días antes, y fue una de las mejores elecciones que hicimos (aquí os dejamos el enlace del tour: http://toursgratis.com ).


Este tipo de tours es perfecto, como os comentaba, ya que en unas 3 horas caminando descubres los lugares más conocidos de Berlín, con una guía magnifica, descubriendo la historia de cada rincón, al principio del tour los guías te avisan de que es un tour totalmente gratuito y al finalizar, cada uno les da lo que cree conveniente o incluso hay gente que nada, en nuestro caso todo el mundo termino el tour súper contento y todos le dimos dinero a nuestra guía.


No puedes irte de Berlín sin ir como no, a una cervecería Alemana, pero sin lugar a duda la mejor de todas ellas es Hofbrau Munchen Berlin




Es una cervecería enorme, está en pleno centro de Berlín, muy cerca de la estación de metro Alexander platz, nosotros no la descubrimos de casualidad, fuimos porque ya nos la habían aconsejado, y fue la mejor manera de finalizar nuestro viaje, música en directo, comida típica alemana, y cerveza buenísima eso si no pidas ni quintos ni tercios porque no existen, de medio litro para arriba.


Queremos terminar este post diciéndoos los lugares que más nos gustaron a nosotros, pero la ciudad en si es preciosa, es una ciudad muy limpia, ordenada, diferente, y con historia muy reciente en cada uno de sus rincones.

Si tuviésemos que quedarnos con algo sería:

Mercadillos navideños de Berlín, únicos en todo el mundo, una ciudad para visitar en invierno.

-La puerta de Brandenburgo, monumento indispensable si visitas Berlín.

-El muro de Berlín, la East SideGallery, que recoge los grafitis más famosos.

-El barrio de zoologischer garten, centros comerciales tiendas, avenidas y calles preciosas.

-El palacio de Charlottenburg, una zona de película, preciosa con inmensos jardines para pasear




Y con esto terminamos nuestro segundo post.

Esperamos que os haya gustado, y que sigáis leyéndonos.

Ya estamos deseando contaros nuestra próxima aventura.

Y recordad siempre, siempre, siempre THINK POSITIVE

1 comentario:

  1. So in love with your blog! You've got such a fresh style and it really is a pleasure to read it!
    Would you like to follow each other on GFC? If yes just let me know once done and I'll be right back!
    xoxo
    Patricia http://patriciacori.blogspot.ch

    ResponderEliminar